Seguidors

Total de visualitzacions de pàgina:

diumenge, 27 de maig de 2012

EL CORRAL DE LOS MUERTOS




EL CORRAL DE LOS MUERTOS


ENLACE: RUTA SENDERISTA AL CORRAL DE LOS MUERTOS


Geografía

Casi en el límite del término, sobre una loma que domina el Camino de Fuentes y el antiguo Camino de Onda, se eleva un edificio rectangular de dos salas denominado el Corral de los Muertos. Para llegar allí se va por la ruta de Macasta y una vez en aquel altiplano, veréis a la izquierda una pista obstruida por una cadena, (alguien debería decirle al señor que la puso, que la quite), que tendréis que salvar para, siguiendo dicha pista, llegar al Corral que está situado a unos dos kilómetros de distancia.

Os sorprenderá seguramente, además de las maravillosas vistas que desde allí se divisan, pues estamos a más de setecientos metros de altitud, el buen estado de sus paredes exteriores, su gran tamaño y sobre todo unos vanos, las troneras, que a lo largo de sus tres vertientes asoman dominando desde su alzada los antiguos caminos de Onda y de Fuentes. Son las troneras, angostos ventanales por donde los fusileros vigilaban los caminos y asomaban los cañones de sus fusiles. Las hay de todo tipo, unas en muy buen estado y trabajadas a conciencia, otras al parecer realizadas con más precipitación, pero igualmente eficaces, de tal manera que más que un corral, nos queda la apariencia de edificio fortificado y esa fue la función primordial que tuvo durante las tres guerras carlistas que asolaron la mayor parte del siglo pasado.

Pero el nombre del Corral de los Muertos se debe a la Primera Guerra Carlista (1833-1840), por un hecho de armas que allí tuvo lugar. He tratado de reconstruir lo más fielmente posible lo que allí ocurrió y las consecuencias que de tal hecho se derivaron. Este es el resultado:

 Historia
En 1820 la Villa de Cirat, junto a gran parte de los pueblos de la comarca, léase Lucena, Cortes de Arenoso, Villahermosa, Villafamés, etc … abrazó la causa liberal. Un cronista anónimo de la época nos lo cuenta así en un escrito fechado en 1840:
"La cañada del Mijares es sin disputa uno de los países más decididamente liberales de España, y teatro de grandes hazañas y de grandes atrocidades. Sus habitantes dotados de valor y constancia a toda prueba, han vivido y viven sin cesar expuestos al furor de los rebeldes, y su existencia es una lucha continua. Esta disposición ha salvado a la Plana de Castellón de graves males, aunque no la haya libertado de todos. Antemural del país contra las tentativas de la facción abrigada en las sierras del Maestrazgo, es aquel territorio el que recibe los primeros golpes del enemigo, y la fama de Lucena, Cirat, el Castillo y Villafamés son europeas. A primera vista parece extraño que una tierra tan liberal haya producido tantos cabecillas carlistas, pero cesará la admiración a poco que se reflexione. En efecto, un carlista en aquellos pueblos carece de simpatías y apoyo, y ó ha de ahogar sus sentimientos en el pecho, ó ha de salir a otra parte a manifestarlos. De aquí resulta que los pocos partidarios de D. Carlos que ha producido el Mijares, se han apresurado a alejarse de su domicilio para aventurar el pronunciamiento, seguros de su pérdida, si cometían la indiscreción de verificarlo dentro."
Estos son los nombres de los más significados cabecillas carlistas, algunos de ellos importantes jefes, a los que alude genéricamente nuestro cronista liberal, y que surgieron de nuestros pueblos:
 Pascual Navarro (alias) el Jalvegado, de Puebla de Arenoso.
 Benito Catalán (alias) el Royo de Nogueruelas, natural de Cortes de Arenoso y avecindado después en el pueblo que le da el alias.
 José González (alias) Pepe Lari1a, natural y vecino de Segorbe.
 Pedro Villanueva (alias) la Bella o la Petronila, nacido en Olva.
 Miguel Julve, natural de la Villa de Cirat y huído desde muy joven del pueblo.
 José Badía, natural de Cortes de Arenoso.
 Francisco Gómez (alias) el Cedacero, natural y vecino de Montanejos.


En 1833 se desató la Primera Guerra Carlista o Guerra de los Siete Años, con diversos levantamientos favorables al infante Carlos María Isidro, hermano del fallecido Fernando VII. La cuenca del Mijares y el Maestrazgo, así como la mayor parte de la Sierra de Espadán, comenzó a poblarse de partidas de carlistas, en principio desorganizadas, pero que fueron tomando cuerpo bajo el mando de jefes como Manuel Carnicer, Jaime Miralles (alías) el Serrador, o el mismísimo Ramón Cabrera. Cirat, que se había proclamado liberal, quedó expuesta a estas partidas y comenzó a sufrir los rigores de esta espantosa Guerra Civil, en forma de continuos saqueos y vejaciones.
En junio de 1836, hartos de tanto saqueo, sabedores de que por la zona de Toga y a de Fuentes, se habían dispersado algunos grupos de carlistas del grueso que recorría la Sierra de Espadán, según cuentan las crónicas, cincuenta nacionales de Cirat se emboscaron en el Corral y sorprendieron a uno de esos grupos, causándoles cuatro muertos y un herido al que cogieron prisionero. La noticia del enfrentamiento corrió como la pólvora entre las filas carlistas y de ahí surgió el nombre actual del Corral de los Muertos.
Pero las consecuencias del sangriento enfrentamiento no se hicieron esperar. Apenas un mes después, el amanecer del 4 de julio de 1836, aparecieron ocupados los a montes que rodean Cirat, por la partida de Joaquín N. (alias) el Peinado y sus subalternos. Apareció el Peinado, que era natural de Manzanera y tenía fama de cruel y bravucón, con el ánimo de escarmentar a los ciratenses. Pero éstos, que habían sido alertados con anterioridad del movimiento de las tropas carlistas, se habían aprestado a la defensa del pueblo. Se libró un encarnecido combate que duró varias horas y fueron de largo y nutrido fuego, hasta que los carlistas viendo que el pueblo se les resistía y cada vez eran más numerosas sus bajas, optaron por retirarse en dirección a Pina. y; según cuentan las crónicas, sus pérdidas fueron considerables: siete muertos, dos prisioneros y treinta reses que dejaron abandonadas por su precipitada huída. Pero a pesar de la victoria este fue un día amargo para Cirat, ocho de sus más valientes jóvenes quedaron sin vida en el campo de batalla y fue un día de enorme dolor y duelo por tan importantes bajas.
Y no quedó todo ahí. El 3 de agosto de 1836, Jaime Miralles (alias) el Serrador, natural de Villafranca y que poco después habría de ser nombrado por el pretendiente a la Corona, Comandante General del Reino de Valencia, en represalia por la derrota sufrida por su subalterno Peinado, se apoderó de Cirat, dirigiendo personalmente las operaciones, incendió el Palacio del Conde y las casas de los principales liberales, saqueó el pueblo, taló sus carrascas y pinares, se apropió de los alimentos necesarios para abastecer su gavilla, se llevó las reses y la mayor parte del ganado, y dejó al pueblo sumido en la impotencia y en la desesperación.
No fue éste, por desgracia, el último episodio de estas sangrientas luchas entre carlistas y liberales. Esta primera guerra no acabaría hasta el año 1840 y todavía otras dos guerras civiles, más sangrientas aún si cabe, asolarían la región a lo largo del pasado siglo.
Así que, si se os ocurre ir de excursión al Corral de los Muertos, cosa que recomiendo fervientemente, pues disfrutaréis de sus vistas, de su aire y de sus aguas, pensad por un momento que en aquellas ruinas, en cada una de esas piedras, late una ilusión, una esperanza, un sufrimiento o una pena, de cada uno de aquellos que nos precedieron. Este podría ser nuestro mejor homenaje: nuestro recuerdo.

 Personaje
Una de las partidas carlistas más destacadas en estas refriegas fue la del cabecilla Miguel Julve. Era Miguel Julve natural de Cirat y su primer oficio fue el de carnicero. Famoso en su juventud por sus robos y tropelías en los caminos reales, fue preso y condenado a presidio durante algunos años. Una vez cumplida la condena, regresó a Cirat y se proclamó partidario de Carlos V. Reunió una partida de hombres y la Sierra de Espadán se convirtió en el teatro principal de sus hazañas.
Cuenta nuestro anónimo cronista que "era capaz de soportar las mayores fatigas, sabía aprovechar la ocasión y huir el cuerpo cuando amenazaba algún peligro," y que, "no desayudaba a ésto su complexión fuerte y su alta estatura, su mirada torva y su acento ronco y amenazador", además de acusarle de "robar ganados, apoderarse de caballerías, maltratar alcaldes ó asesinar hombres"
Sea como fuere, la partida de Miguel Julve tomó merecida fama entre las tropas o carlistas y también entre las liberales, por su arrojo y valentía y por su perfecto conocimiento del terreno en el que se movía. Tanta que el Gobernador Militar de la zona, dio órdenes precisas al capitán de la partida volante de Soneja D. Tomás Arnau y las instrucciones convenientes para su detención. Este formó una partida junto con el cabo Juan Salvador y cinco de sus mejores hombres y como perro de presa se dedicó a su persecución. Tras ímprobos esfuerzos logró detenerle mientras dormía en un pajar de las inmediaciones de Montanejos, donde residía la esposa de Miguel.
Fue encarcelado en la cárcel de Valencia y para su desgracia, establecidas las represalias, el general Vanhalen, del ejército del Centro, mandó fusilar igual número de sargentos rebeldes que había fusilado unos días antes el general Cabrera en Pardiñas, que eran un total de 96.
De la cárcel de Valencia sacaron a dos: Francisco Peña y Miguel Julve. El día 8 de noviembre de 1838, a las 4 de la tarde salieron ambos por la puerta del Perdón de la Ciudadela al llano del Remedio y fueron fusilados por la espalda.

Todo esto lo escribe, corrobora y confirma, este cronista, que lo es, en la Villa de Cirat a 20 de agosto de 1999.



Angel Sorní.
CIRAT 99.



RUTA SENDERISTA AL CORRAL DE LOS MUERTOS

De Cirat al Corral de los Muertos. (RUTA CIRCULAR)


El Lugar

"Muros de piedra,                

que erguidos desafiáis

al tiempo.     
Guardáis en vuestra memoria,

 la siniestra huella

 de la sangre.

A la vera der camino Real,

entre Fuentes y Cirat."



Al SE. del término de Cirat, casi lindando con el de Fuentes de Ayodar, en las puertas del Parque Natural de la Serra d´Espadà, un paso se abre entre dos cerros, a más de 800 msnm., antiguamente por este collado pasaba el Camino Real de Onda a Cirat, que tras cruzar Fuentes, ascendía hasta estos cerros para luego descender vertiginosamente al Valle del Mijares a la altura de Cirat.


En tiempos de Batalla, estos puntos altaneros, que dominan el Paisaje circundante, se convertían en zonas estratégicas, así no era extraño situar en sus proximidades refugios, bastiones, fortalezas, donde vigilar y controlar los accesos a las villas y los territorios.


En nuestro caso, encontramos los restos de lo que fue una corraliza, con dos estancias definidas, pero que sin duda fue modificada con elementos que le confirieron un aspecto  fortificado, en la parte más alta del Morrón también se observa un muro de piedra resguardando la entrada a un abrigo/cueva, en la superficie de este Muro también se aprecian   huecos ordenados a forma de aspilleras, desde esta posición se podía tener una mejor perspectiva del Mijares, y podría ser, dado su mayor elevación respecto a la construcción principal, último refugio en caso de asedio.


A estos restos en la parte más alta del Morrón de Peñalba, me fue imposible el acceso, por que con el tiempo disponible no encontré hueco entre las defensas de Aliagas.
Sería una gran idea abrir camino hasta la cima, los restos y las vistas prometen!.


El Nombre y su Historia


De nuevo me remito al gran trabajo realizado por Angel Sorni Montolio, para extraer de sus crónicas, la hístoria laboriosamente recopilada de este precioso, pero de siniestro pasado, lugar.


EL CORRAL DE LOS MUERTOS , ANGEL SORNÍ , EXTRACTO:
....
En 1820 la Villa de Cirat, junto a gran parte de los pueblos de la comarca, léase Lucena, Cortes de Arenoso, Villahermosa, Villafamés, etc … abrazó la causa liberal. Un cronista anónimo de la época nos lo cuenta así en un escrito fechado en 1840:
"La cañada del Mijares es sin disputa uno de los países más decididamente liberales de España, y teatro de grandes hazañas y de grandes atrocidades. Sus habitantes dotados de valor y constancia a toda prueba, han vivido y viven sin cesar expuestos al furor de los rebeldes, y su existencia es una lucha continua. Esta disposición ha salvado a la Plana de Castellón de graves males, aunque no la haya libertado de todos. Antemural del país contra las tentativas de la facción abrigada en las sierras del Maestrazgo, es aquel territorio el que recibe los primeros golpes del enemigo, y la fama de Lucena, Cirat, el Castillo y Villafamés son europeas. A primera vista parece extraño que una tierra tan liberal haya producido tantos cabecillas carlistas, pero cesará la admiración a poco que se reflexione. En efecto, un carlista en aquellos pueblos carece de simpatías y apoyo, y ó ha de ahogar sus sentimientos en el pecho, ó ha de salir a otra parte a manifestarlos. De aquí resulta que los pocos partidarios de D. Carlos que ha producido el Mijares, se han apresurado a alejarse de su domicilio para aventurar el pronunciamiento, seguros de su pérdida, si cometían la indiscreción de verificarlo dentro."


En 1833 se desató la Primera Guerra Carlista o Guerra de los Siete Años, con diversos levantamientos favorables al infante Carlos María Isidro, hermano del fallecido Fernando VII. La cuenca del Mijares y el Maestrazgo, así como la mayor parte de la Sierra de Espadán, comenzó a poblarse de partidas de carlistas, en principio desorganizadas, pero que fueron tomando cuerpo bajo el mando de jefes como Manuel Carnicer, Jaime Miralles (alías) el Serrador, o el mismísimo Ramón Cabrera. Cirat, que se había proclamado liberal, quedó expuesta a estas partidas y comenzó a sufrir los rigores de esta espantosa Guerra Civil, en forma de continuos saqueos y vejaciones.
En junio de 1836, hartos de tanto saqueo, sabedores de que por la zona de Toga y a de Fuentes, se habían dispersado algunos grupos de carlistas del grueso que recorría la Sierra de Espadán, según cuentan las crónicas, cincuenta nacionales de Cirat se emboscaron en el Corral y sorprendieron a uno de esos grupos, causándoles cuatro muertos y un herido al que cogieron prisionero. La noticia del enfrentamiento corrió como la pólvora entre las filas carlistas y de ahí surgió el nombre actual del Corral de los Muertos.
Pero las consecuencias del sangriento enfrentamiento no se hicieron esperar. Apenas un mes después, el amanecer del 4 de julio de 1836, aparecieron ocupados los a montes que rodean Cirat, por la partida de Joaquín N. (alias) el Peinado y sus subalternos. Apareció el Peinado, que era natural de Manzanera y tenía fama de cruel y bravucón, con el ánimo de escarmentar a los ciratenses. Pero éstos, que habían sido alertados con anterioridad del movimiento de las tropas carlistas, se habían aprestado a la defensa del pueblo. Se libró un encarnecido combate que duró varias horas y fueron de largo y nutrido fuego, hasta que los carlistas viendo que el pueblo se les resistía y cada vez eran más numerosas sus bajas, optaron por retirarse en dirección a Pina. y; según cuentan las crónicas, sus pérdidas fueron considerables: siete muertos, dos prisioneros y treinta reses que dejaron abandonadas por su precipitada huída. Pero a pesar de la victoria este fue un día amargo para Cirat, ocho de sus más valientes jóvenes quedaron sin vida en el campo de batalla y fue un día de enorme dolor y duelo por tan importantes bajas.
Y no quedó todo ahí. El 3 de agosto de 1836, Jaime Miralles (alias) el Serrador, natural de Villafranca y que poco después habría de ser nombrado por el pretendiente a la Corona, Comandante General del Reino de Valencia, en represalia por la derrota sufrida por su subalterno Peinado, se apoderó de Cirat, dirigiendo personalmente las operaciones, incendió el Palacio del Conde y las casas de los principales liberales, saqueó el pueblo, taló sus carrascas y pinares, se apropió de los alimentos necesarios para abastecer su gavilla, se llevó las reses y la mayor parte del ganado, y dejó al pueblo sumido en la impotencia y en la desesperación.




TODA LA CRONICA DE ANGEL SORNÍ: EL CORRAL DE LOS MUERTOS , ANGEL SORNÍ

....

LA RUTA 




MAPAS:

MAPA DE LA RUTA, CARTOGRAFÍA-EXTRAIDA DE WIKILOCK
MAPA GOOGLE.EARTH, CON PUNTO DE INTERÉS

La presente Ruta, como habéis podido comprobar esta repleta de história, como os comentaba al principio, poco queda del camino de herradura que una vez pasado el Pilon de Royas se enfilaba hacia Peñalba en busca del Corral de los Muertos, a pesar de que la ascensión es por pista forestal, recorre parajes de gran valor Natural, ya que discurre paralela al Barranco de la Cueva Honda, donde el rodeno aflora, y junto las condiciones microclimáticas de la vaguada, permite que se desarrolle una exuberante vegetación mediterránea, a partir de la Partida de Planes, comienza el Monte de Utilidad Públia "La Jara Macil", este bosque donde hoy domina el Pino Rodeno antaño lo hizo el Alcornoque, que aun mantiene algunos hermosos ejemplares, veréis que el Track se sale de la pista, son intentos de encontrar el trazado del antiguo camino unas veces, y en otras para visitar algún rincón con encanto como en el caso de la Fuente del "Zuro", que nos delata y confirma la importancia de les sureres en la zona, en un pasado.

Para la vuelta decidí atajar por un camino que desciende directamente desde el Corral de los Muertos hacia Planes, atravesando el Pinar de la Jara Macil, pero el camino se pierde en un denso bosque, que al final y aunque tan solo por 100 metros se convierte en un denso sotobosque de aliagas, así que cada cual decida, desandar la pista o pegarse unos pinchacitos y quizás un revolcón.

Por no volver directo en sentido inverso, decidí volver hasta el cruce con la Pista que viene desde la Noguerica y El Salto de la Novia, desviarme por la senda de la Noguerica, hasta la Jarica, aquí hacia el Salto de la Novia y por la senda del Barranco de las Salinas hasta Cirat, haciendo la vuelta un descenso más ameno, como comprobareis tiene muchas posibilidades.

Probablemente la ruta propuesta discurra por los mejores Bosques de Cirat, recuperando aunque fuera en parte el antiguo camino Real, sería una Ruta de 5 estrellas.

Itienrario en Imágenes

I de Cirat a Planes:

SALIENDO DE CIRAT, PISTA DIRECCIÓN MACASTA-TORRALBA

CRUZANDO EL BCO. DE LAS SALINAS

EL PILON DE ROYAS (PEYRON DEL CAMINO REAL ONDA-CIRAT-TERUEL)

LLEGANDO A LA PARTIDA DE LAS SANTICAS  : LEYENDA DE LAS SANTICAS

LAS SANTICAS

VISTAS AL OTRO LADO DEL MIJARES, LA LOMA DE LAS HORCAS:
LA LEYENDA/HISTORIA LOMA DE LAS HORCAS Y EL DERECHO DE PERNADA

CRUZANDO EL BCO. DE LA CUEVA HONDA:  

MAS DE LA CUEVONDA

LA CUEVONDA: PETROGLIFO DE LA CUEVONDA:  LAS ROCAS GRABADAS-PETROGLIFO


PARTIDA DE LA CUEVONDA

CEREZA SILVESTRE EN EL BCO. DE LA CUEVONDA

QUERCUS FAGINEA EN EL BCO. CUEVONDA

LA NOGUERICA CARA ESTE, DESDE EL BCO. CUEVONDA


PARTIDA DE PLANES, SE OBSERVA QUE EL TERRENO LLANEA ALGO, Y LA SUBIDA EXIGENTE DA UN RESPIRO, AQUÍ EMPIEZA LA SEGUNDA PARTE DEL RECORRIDO EL MONTE JARA-MACIL

DEPOSITO CONTRA INCENDIOS DE PLANES

DESVIO DE LA PISTA HACIA EL TORMO, POR LA UMBRÍA, PARA OTRA OCASIÓN

II de Planes al Corral de los Muertos por la Jara Macil:


 A partir de Planes, justo después del desvió al Tormo, comienza el Monte "Jara Macil", el camino gana altura y en zig-zag, la pista atraviesa todo el bosque, los pinos rodenos ganan el terreno a los P. Carrascos, y algunos Alcornoques, nos recuerdan el reinado que algun día tuvieron sobre esto terrenos silíceos, intento dar con algun trazo del antiguo camino, ya que el collado donde esta el Corral de los Muertos esta justo encima nuestro, pero resulta en vano,

Me salgo de la pista para introducirme en el interior del Barranco de la Cuevonda, por un camino escoltado de alcornoques, robles y pinos rodenos...este nos lleva a una esplanada donde confluyen don barranqueras, aquí se supone estaba la Fuente del Zuro, hoy se intuye por la humedad que rezuma una de las laderas de la Montaña.

El "Zuro", topónimo que encontramos también en Fuentes, así como Jarica y otros vocablos que se repiten en esta zona de Espadán.

La ascensión corona en un altiplano a la altura de la Masía del Conde y la de Macasta, un camino hacia el Norte nos conduce por la parte superior del Jara Macil, hasta el Corral de los Muertos , no antes de pasar por el "Pocico de los grillos", así lo llaman en Fuentes, del que me aseguran nunca falta el agua.

Mapa Planes - Corral Muertos, salidas del Camino:





EL PAISAJE COBRA AQUÍ LA ESENCIA DEL BOSQUE MEDITERRÁNEO, JUNTO AL BARRANCO DE LA CUEVONDA, PRÓXIMO A LA FUENTE DEL ZURO, ENCONTRAMOS ALGUNOS EJEMPLARES DE ALCORNOQUE COMO EL DE LA IMAGEN

PENYAGOLOSA ASOMA POR DETRAS DE LAS MONTAÑAS DEL TORMO


BOSQUE DE PINOS RODENOS JARA-MACIL


AUNQUE LA ZONA FUE AFECTADA DIRECTAMENTE POR EL INCENDIO DEL 94, ALGUNOS EJEMPLARES  QUEDARON EN PIE, Y JUNTO AL BANCO DE SEMILLAS DEL PROPIO SUELO, SE HA CONSEGUIDO UNA BUENA REGENERACIÓN.




BOSQUE EN EL BCO. DE LA CUEVONDA, CERCA DE LA FUENTE DEL ZURO.


ALCORNOQUE DE GRAN PORTE JUNTO AL CAMINO

PINOS RODENOS EN LA JARA- MACIL

LAS JARAS TAPIZAS EL ESTRATO ARBUSTIVO BAJO EL ESTRATO ARBOREO, PERO EN LAS ZONAS ACLARADAS LAS ALIAGAS LES COMEN EL TERRENO.


LA PISTA QUE ASCIENDE CRUZANDO EL MONTE JARAMACIL


LA NOGUERICA POR SU CARA SUR-ESTE, LA MÁS AFECTADA POR EL INCENDIO DEL 94, LA CARA NORTE, RECAE EN UMBRÍA SOBRE EL BCO. DE LAS SALINAS.

OBSERVAMOS EL MORRON DE PEÑALBA, EN SU BASE ESTA EL CORRAL DE LOS MUERTOS

Añadir leyenda



EL CAMPERO AL FONDO


PRECIOSOS LOS RODENOS SALPICADOS DE PINOS, JARAS, LENTISCOS, ALCORNOQUES...




CRUCE CON EL CAMINO QUE VIENE DE LA NOGUERICA, NOSOTROS DIRECCION TORRALBA.




ALTIPLANO DE MACASTA, CAMPOS DE CEREALES PARA LA CAZA


MASÍA DEL CONDE

PAISAJE DESDE LA PARTE MÁS ALTA DE LA RUTA

BOCA INCENDIOS

MASÍA DE MACASTA, QUEDA A UN CENTENAR DE METROS DE NUESTRA POSICIÓN, YA QUE NOS DESVIAMOS ANTES, POR UNA PISTA QUE SALE A NUESTRA IZQUIERDA, A VECES EL CAMINO ESTA CERRADO CON CADENA, PUES ES COTO DE CAZA, PERO SE PUEDE PASAR.

CARRASCA EN FLOR


CHARCAS PARA QUE BEBAN LAS PERDICES


EL DESERT DE LES PALMES HACIA EL NE.

ALTO DEL CERRO

HACIA EL MIJARES


ZONA ALTA DEL MONTE JARA MACIL



POCICO DE LOS GRILLOS, ESTE ES EL TOPONIMO QUE USAN LOS DE FUENTES, EN CIRAT AUN NO HE ENCONTRADO QUIEN ME DIGA EL NOMBRE, PERO CREO QUE LLEVA EL NOMBRE DE UNA PERSONA.

NUNCA FALTA EL AGUA, ESO ME ASEGURAN


LADERA DEL JARA-MACIL

III EL CORRAL DE LOS MUERTOS


Una vez pasamos el Pocico de los Grillos, llegaremos a un collado donde se juntan algunos Caminos; por el que venimos, otro que viene de los Zailes, y otro que se pierde en el Jaramacil.


Me quedé con las ganas de acceder a la parte superior del morron, para ver la cueva con el muro de piedras, y las vistas, pero no disponía ya de mucho tiempo, y no encontre acceso facil, así que vi el Corral de los Muertos, y otra construcción que se encuentra más al Norte, y que tiene una panorámica estupenda del Mijares y del acceso al Corral por el Camino que viene de Cirat, el que hemos realizado.


En estas otras construcciones, en peor estado que el Corral de los Muertos no he observado elementos defensivos, si que se aprecian en lo alto del Morron , pero como os he contado allí arriba no pude acceder.


Os dejo con las imágenes de este lugar singular:




VISTA DEL CAMINO QUE VIENE DESDE LOS ZAILES

A LA DERECHA OBSERVAMOS EL CORRAL DE LOS MUERTOS 780msnm, A LA IZQUIERDA AL FONDO EL MORRON DE PEÑALBA(850msnm.)

CONSTRUCCIÓN PRÓXIMA AL CORRAL

MURO DEL CORRAL DE LOS MUERTOS

PINO CAIDO EN EL INTERIROR DEL CORRAL

MURO CON ASPILLERAS

ASPILLERA PARA LOS FUSILES

ESQUINA QUE MIRA A LEVANTE (FUENTES)




ESTA ES OTRA CONSTRUCCIÓN A LA QUE SE ACCEDE POR UN CAMINO QUE BORDE EL MORRÓN POR EL OESTE, POSIBLEMENTE DESDE AQUÍ SE CONTROLABAN LOS ACCESOS AL COLLADO DESDE CIRAT, SE APRECIA LA NOGUERICA Y EL VALLE DEL BCO.CUEVONDA, POR DONDE HEMOS SUBIDO.

CONSTRUCCIONES ENCIMA DE LA CUEVONDA, CERCA DE PLANES

VALLE DEL MIJARES (CIRAT), AL FONDO PENYAGOLOSA

ARAÑUEL DESDE EL COLLADO DEL CORRAL DE LOS MUERTOS

VISTAS HACIA EL CAMPERO-PORQUERA-CINGLO

ALTO DE SANTA BARBARA O PINA

PEÑALBA

TENÍAN BUENAS VISTAS DESDE ESTOS MUROS

ROCA MIRADOR


CORRALIZA TAPANDO CUEVA-ABRIGO EN LO ALTO DEL MORRON, APESAR DE ESTAR A UN CENTENAR DE METROS DE MI POSICIÓN, NO ENCONTRÉ ACCESO.

DEJAMOS ATRÁS ESTE HERMOSO LUGAR



IV DEL CORRAL DE LOS MUERTOS A LA JARICA




Abandonamos el objetivo principal de la Ruta de hoy, en esta ocasión decido aventurarme por un camino que desciende directamente por el Jara Macil, dirección a la pista por donde subíamos, sin tener que dar la vuelta por Macasta, pero como ya había intuido por Google Earth, el camino se acaba a unos 100 metros de enlazar con la pista, que queda por debajo nuestro, armado de valor, comienzo andar monte a traves, al principio bastante aclarado pero hay unos 30 metros al final con una espesa barrera de aliagas, así que no se si vale la pena, o mejor volver por donde hemos venido, en mi caso una vez salido a la pista, me toca remontar unas lazadas, ya realizadas a la ida para salir al cruce del camino que va hacia la Noguerica, este borde la parte alta del Bco. de la Cuevonda, a las faldas del Malpaso, donde un espeso bosque mediterráneo nos vuelve a recibir, al llegar a l Corral de la Noguerica, encontramos unos paneles que nos indica, el Mirador de la Noguerica, la Jarica y Cirat, lo cogemos, pero nos desviamos directamente por la senda de acceso a la Jarica, pues no tenemos tiempo para asomarnos al mirador, esta parte de la ruta es coincidente con la del Salto e la Novia, como veis pasamos por o cerca de muchos puntos de interés.


La senda a la Jarica es preciosa y mantiene puntos con empedrado original, en la Jarica, nos asomamos a la fuente, pero en vez de bajar directos a Cirat, tomamos la pista a la izquierda en direción al Salto de la Novia.


COMIENZA EL TRAMO MONTE ATRAVES (JARA MACIL)

LAS TREPADORAS RECUBREN ALGUNOS TRONCOS DE PINOS

HAY QUE SALVAR ALGUN TRONCO CAÍDO Y LAS MOLESTAS ALIAGAS.

CRUZANDO LA JARA MACIL, ZONA CLAREADA

BUENOS PINOS RODENOS

PENYAGOLOSA ENTRE LOS PINOS

COMENZAMOS LA PARTE ALTA DEL BCO. DE LA CUEVONDA, POR EL CAMINO HACIA LA NOGUERICA

DIFERENTES JARAS TAPIZAN DE COLOR EL CAMINO

PASAMOS AL LADO DE UN ALCORNOQUE DE BUEN PORTE

AQUI CON MAS DETALLE

EL CORRAL DE LOS MUERTOS CON PEÑALBA EN EL FONDO, SE QUEDA ATRÁS

VALLE DEL BCO. DE LA CUEVONDA, AL FONDO TRANSVERSALMENTE EL DEL MIJARES

A PESAR DE LA PISTA, EL CAMINO SE HACE AMENO POR LA EXUBERANTE VEGETACIÓN MEDITERRÁNEA EN LA UMBRÍA DEL MALPASO.


LADERA NORTE DEL MALPASO

EL TROMO Y SU MUELA AL NORTE.

ZOOM DEL CORRAL DESDE LA DISTANCIA

DESVIO MIRADOR NOGUERICA Y SENDA JARICA

PRECIOS LA SENDA QUE ATRAVIESA EL MORRON DE LA NOGUERICA HACIA LA JARICA

LA SENDA


SALIMOS A LA PISTA QUE VA DESDE CIRAT AL SALTO DE LA NOVIA POR LA JARICA, VISITAMOS LA FUENTE A LA DERECHA Y LUEGO NOS VAMOS A LA IZQUIERDA DIRECCION AL SALTO DE LA NOVIA

FTE. JARICA

MÁS CEREZOS ASILVESTRADOS


EL MIRADOR DE LA NOGUERICA DESDE LA PISTA

FRENTE CALIZO DEL MORRON DE LA NOGUERICA


V DE LA JARICA A CIRAT, POR EL SALTO DE LA NOVIA Y LA SENDA DEL BCO. DE LAS SALINAS


Desde la Jarica al Salto de la Novia, hay un placentero descenso por pista de rodeno, que recorre la umbría de la Noguerica, con un buen bosque mediterráneo de nuevo, llegaremos a un cruce de caminos, desde donde tenemos a tiro de piedra el Salto de la Novia, zona recreativa, mirador y cascada, este sería un punto ideal para parar a comer, darse un baño, etc, en mi caso que debo llegar a comer a Cirat, prosigo sin acercarme al Salto de la Novia, pero para quien le dedique el día a la Ruta, es una opción excelente, desde este cruce, solo nos queda coger la senda que pasa por la Huertica, Fuente del Piojo, y Castillo de Cirat, podemos ver el Castillo y bajar la parte superior del cortado hasta el cementerio, o seguir por la senda de herradura, sin pasar por el castillo, si teneis tiempo acercaros a ver el Castillo, no por las ruinas, queda muy poco, pero las istas del Bco. de las Salinas son preciosas.


PISTA DE LA JARICA AL SALTO DE LA NOVIA

EL BOSQUE DE LA JARICA



TREPADORAS

COMO OBSERVAIS, EL BOSQUE EN TODA LA RUTA ES GENEROSO


MASIA DE LA HUERTICA


VALLE DEL BCO. DE LAS SALINAS EN LA HUERTICA.

SENDA DEL BCO. DE LAS SALINAS

UMBRIA DE LA NOGUERICA, POR DEBAJO DE LA FUENTE DE LA JARICA, DESDE EL BARRANCO DE LAS SALINAS

EMPEDRADO DEL CAMINO DE HERRADURA


LA UMBRÍA DE LA NOGUERICA, ES LA LADERA DE ESTE MORRÓN QUE RECAE AL BCO. DE LAS SALINAS, SE SALVO DEL INCENDIO DEL 94 POR LO ESCARPADO DEL LUGAR Y ES UNA PENA QUE NO CUENTE CON NINGUNA PROTECCIÓN OFICIAL, PARA MÍ JUNTO LA JARA-MACIL, ES LA JOYA BOTÁNICA DE CIRAT.


LLEGANDO AL ACANTILADO DEL CASTILLO DE ABU-ZEID


DESVIO, AL CASTILLO Y CIRAT POR EL CEMENTERIO, SALTO DE LA NOVIA(POR DONDE VENIMOS) Y A LA DERECHA NO SEÑALIZADO SIGUE EL CAMINO DE HERRADURA A CIRAT DIRECTO, ES EL QUE MUESTRA EL TRACK, NO SUBO AL CASTILLO POR FALTA DE TIEMPO.

LLEGADA A CIRAT


DATOS DE LA RUTA, PERFIL, ENLACE TRACK:


PERFIL RUTA




DISTANCIA:   20 KM.
CIRCULAR:    
ACOMULADO SUBIENDO: 1100 APROX.
ACOMULADO BAJANDO:   1100 APROX.
COTA MAX.:   864
COTA MIN.:    378


fin

Agradecer a Angel Sorní su laborioso trabajo de investigación para recuperar la memoria de estos lugares olvidados.


Igualmente agradecer a Alberto Tamborero, de Fuentes, por que es un libro abierto sobre la vida en estas tierras del Mijares.


TODAS LAS IMÁGENES: