Seguidores

Páginas vistas en total

viernes, 2 de marzo de 2012

Del Mijares al escondido Valle de la Rambla de Santa Ana, Pr-Las Masias




INTRODUCCIÓN:
Cuando eramos pequeños, en Cirat, los abuelos del Pueblo nos hablaban de masías perdidas en la Montaña, en aquel entonces la imaginación te las hacía ver como lugares inaccesibles, donde los caminos ancestrales que las comunicaban se habían perdido, y donde los muros de piedra que sostenían las casas permanecían erguidos, en un silencio fantasmagórico, nada que ver con lo que "otrora" (Como diría el bueno de Angel Sorní) fueron, lugares llenos de vida, vida dura y laboriosa, donde se abancalaban las laderas de la montaña para plantar cereal, un algarrobo, un olivo....
"LOS MORES", Ludiente


Sin duda uno de estos nucleos de población más impactantes por sus dimensiones y obras civiles que alberga (escuela, frontón, horno), son los Mores, estas masías formaban un poblado singular en la vertiente Sur del Barranco o Rambla de Santa Ana, ya en termino municipal de Ludiente, pero que históricamente mantenía una estrecha relación con el El Tormo y Cirat.


 Hacía ya una década que no visitaba la aldea, y ya tenía ganas de repetir, así que aprovechando el PR- LAS MASÍAS, realizado por el CENTRO ACTIVIDADES DE MONTAÑA DEL TORMO "CAMET", y con la compañía de los amigos de ANDA CON TIOCANYA, allí que nos fuimos, aproveché el día de antes para subir a Cirat y así no madrugar tanto, el sabado a las 8:00 a.m.   quedamos en el Tormo para iniciar el PR-DE LAS MASÍAS, este comienza siguiendo el trazo del antiguo camino que une el Tormo con Cirat, al poco de comenzarlo se coge una senda que en ascensión conduce hacia el Corral de Alberto, la cueva del Hurón y mas allá la parte culminate de la Gacelda, justo encima del corral o masía homónima.


En este punto nos encontramos en la divisoria de aguas entre el Mijares al sur, y la Rambla de Santa Ana al Norte, a su vez esta cede sus aguas al R. Villahermosa a la altura de Ludiente. La altura, unos 800msnm.  nos concede una buena panorámica del Valle del Mijares en su tramo medio, la cubeta fluvial de Cirat, con el pueblo elevado respecto al Rio al estar sobre un promontorio de dura roca volcánica. Tambien se observan los trazos del Baco. de las Salinas y de la cuevonda, el Campero, alto del Cerro, la Noguerica, Macasta, el Corral de los Muertos, Peñalba y la Umbría, y mucho mas cercano, bajo nuestros pies el Baco del Lobo, que se ahonda en la roca aguas abajo, creando una zona preciosa para realizar "rappel".


Al Norte la vista se fija instantáneamente, en el Penyagolosa que domina con su poder totémico el horizonte, pero más cercano a nosotros encontramos un Valle bastante profuso, cubierto de vegetación  y aislado de las principales vías de comunicación en la comarca, en su lecho discurre de forma discontinua las aguas de la Rambla de Santa Ana, a ella llegan a su vez las aguas de varios barrancos y fuentes, como por ejemplo el de Matamoros.


El PR marcado se precipita hacia el fondo del Valle, buscan las masías que aparecen en la ladera, El Navarro, El Hostal, Los Mores, Pradas, Espelleta y ya junto al mismo cauce, Artijuela, Tadeo,(estas dos fuera del pr pero que nosotros visitamos por estar a tiro de piedra), Gavites.... como podemos observar este territorio en el que hoy es raro encontrarse con alguien, estuvo muy humanizado, y no solo las casas, el paisaje muestras los signos de la actividad humana, apareciendo trabajadas terrazas de labranza, que hoy están ocupadas por el monte, que ha ganado el terreno que un día el hombre le arrebató.