Seguidores

Páginas vistas en total

domingo, 1 de septiembre de 2013

De Cirat a Ludiente, por el Tormo, La Muela y El Pozo Negro.


Introducción:
Llevaba ya varios meses pensando en realizar una ruta diferente, a veces sentimos la necesidad de explorar nuevos horizontes, recorrer nuevos caminos, subir nuevas montañas y vadear inéditos riachuelos.

Tras realizar al principio de verano una ruta por las Masías del Hostal, Los Mores, El Fire, etc. entre los términos de Cirat y Ludiente, se me ocurrió que una ruta que uniera ambas poblaciones Cirat y Ludiente, podía ser una muy buena opción para cambiar de aires, y conocer nuevos parajes.



Pronto me vino a la mente la idea de aproximarnos al Barranco de Santa Ana por los Gavites, y meternos en su cauce, para realizar el descenso acuático hasta el Pozo Negro. Pero al no tener experiencia previa en este descenso, ni saber exactamente los accesos y condiciones en el que se encuentra, teniendo en cuenta además que no sabía la condición de los posibles participantes, decidí cambiar el itinerario, por otro donde la senda fuera nuestro camino.

Aquí entra en juego el interesante Blog La Rocha de Ludiente/Ludiente Activo, magistral recopilación de información acerca del Municipio de Ludiente, sus gentes, historia, tradiciones, y también geografía....el Blog esta repleto de mapas históricos y de caminos tradicionales señalizados, el de los Mores, el de Torrechiva y de repente veo: Camino Histórico de Ludiente a Cirat, los ojos se me abren como platos y empiezo a estudiar con detalle la información....

Al final, el proyecto de recuperación del citado camino aun está en elaboración, con lo que a falta de un track, o de la información oral de algun caminante que lo hubiera recorrido, hay que buscar otra alternativa y esta aparece de improvisto, unas lineas más abajo observo que narra la existencia de otro camino histórico que unía Ludiente y El Tormo, por lo tanto si hay camino histórico entre Cirat y El Tormo y entre el Tormo y Ludiente tenemos un trazado de senda que nos une Cirat y Ludiente pasando por el Tormo.

Me pongo manos a la obra con Google y Wikilock, y pronto descubro algunos tracks de Xavi "Goterris" y de Jesus Minguillon, como no podía ser Jesús estaba ya en el ajo hace tiempo y se había encargado de abrir el camino antiguo del Tormo a Ludiente, al menos el tramo hasta el Morrón Negro aproximadamente, el tramo de descenso hacia el Pozo Negro y Ludiente fue obra del PAMER TORRECHIVA.

Tan solo quedaba un poco de corte y confección con los Tracks, y "VOILÀ" ahí teníamos una ruta aparentemente muy maja, con los alicientes de los pueblos que recorría; Cirat, El Tormo y Ludiente, Barrancos como el de Aguas Malas y el espectacular Barranco de Santa Ana con su famoso Pozo Negro, Ludiente y las pozas del R. Villahermosa.

Pero para poner la guinda al pastel, y tan solo con mirar los mapas, se puede observar que nuestro itinerario pasaba a tiro de piedra de la Muela de Cirat, que con sus 804msnm, resulta una atalaya fabulosa para otear el valle medio del Mijares, así que no me costó mucho añadir un tramo de unos 750m que permite en ida y vuelta acercarse a la citada cumbre, ahora si! teníamos proyectado un RUTÓN RUTÓN, tan solo quedaba poner día y arreglar la logística de los vehículos para el retorno, ya que los calores estivales recomendaban hacerla lineal, pero ya esta en proceso una circular de unos 30 km para tiempos más frescos.

El día llego, y era un gran día, 20 de Agosto de 2013 día de San Bernardo, Patrón de Cirat.

A continuación, como viene siendo habitual, toda la ruta en imágenes y algunos comentarios, espero que su lectura/observación os incite a realizarla.

Como observareis las camisetas verdes del Ceam, volvían a dejarse notar, y es que en este verano de trepidante actividad para El Centro Excursionista Alto Mijares, Fotorutas ha participado en 3 rutas, en las que he intentado guiar  y explicar algunas cosillas a los participantes, que en esta ocasión conformábamos en grupo de 8.

La Ruta en Imágenes:

I De Cirat al Tormo por el camino histórico:

La primera parte del Itinerario es comun a otras rutas realizadas recientemente como la Circular Cirat El Tormo., por tanto voy a pasar un poco por encima su descripción, tan solo reseñar, que para ganar tiempo, no sabíamos exactamente como se iba a desarrollar la jornada en cuanto a estado de los caminos, etc, en este tramo ya tan familiar para nosotros, decidimos no entrar a visitar la Cueva Matrillas, y dirigirnos directamente al camino Cirat-El Tormo, que comienza en la cv-20 unas decenas de metros pasado el Collado Blanco.

A Ruta pasada, la verdad es que se puede incorporar perfectamente la Cueva Matrillas, por que tan solo significaría ampliar en 700-800 metros la ruta, es decir 10-15 minutos extras, y el rincón como siempre comento vale la pena.

Si queréis visitar la Cueva Matrillas observar el Track  Circular Cirat El Tormo, veréis que tiene un pequeño tramo adicional al principio que es el que nos acerca a la cueva.


Alas 07:00 de la mañana quedamos en el Albergue Jara Macil, nos citamos 8 senderistas, foto del grupo antes de partir.

A la salida de Cirat, esta preciosa serpiente de herradura, intenta activar su organismo, esperando con anhelo los rayos solares, está demasiado fría aun, lo que aletarga sus movimientos.

Nos encontramos estos paneles informativos, a los que yo añado el nuestro. jajaja.

Cogemos en ascenso la senda que sigue el trazado del camino Real de Cirat a Aragón, que viene desde Onda, lo seguimos hasta el Collado Blanco, Cirat queda abajo, en el fondo del Valle.

Tras unos pasos por la cv-20, en el arcen izquierdo sentido Onda, sale el Camino Histórico de Cirat al Tormo., se trata de una preciosa senda.

El camino recorre el Barranco de Aguas Malas, un rincón de una exuberante vegetación,
no será este el único plato fuerte  botánico de la jornada.

Llegamos al cruce entre nuestro camino al Tormo y el Pr-Masias, de los amigos del CAMET.

El Camino del Tormo inicia el descenso desde este punto hasta la aldea.

Nos aproximamos a la aldea del Tormo, y nuestro próximo objetivo de la jornada ya esta a la vista. La Muela 804m.

Reagrupados, descendemos por este ultimo tramo de pista cementada hasta el Tromo.

Peñalba, en la partida de Crespo, sobre la Umbría, al otro lado del Mijares, nos muestras sus peñascos albinos, un lugar que ya tengo en mente visitar, pues las grietas y vaguadas entre los peñascos pueden albergar gratificantes sorpresas.

Llegamos a la entrada del Tormo, si el visitante no conoce la Aldea, es un buen momento para dar un breve paseo por sus callejuelas, quizas si se ha previsto, programar una visita a la fabrica de mermeladas artesanales Delicias del Mijares

II Del Tormo a la Muela:

Aquí empieza el camino desconocido para nuestras botas, siguiendo el Track de J. Minguillon, salimos a la carretera que une el Tormo con la Cv-20, y en la primera curva importante. observamos una senda, marcada con pintura de SL, no es una senda homologada, aunque las marcas no vienen mal para seguir la senda olvidándose del GPS, quiero recordar que el camino, que se supone sigue el antiguo camino del Tormo a Ludiente, fue buscado y reabierto por J. Minguillon, el marcaje no tengo ni idea, aunque supongo que sera cosa de los del CAMET.

La senda remonta la ladera Sur de la Muela, con un  trazado sinuoso y siempre bajo una incipiente cobertura boscosa , tras cruzar varias pistas forestales, salimos a la pista que bordea la Muela en parte alta, aquí giramos a Poniente para frontar la visita a cumbre de la Muela.


En su inicio, el camino permite contemplar nuestro objetivo, el peñasco calizo de la Muela

Las marcas verde-blancas, y algunos mojones, permiten seguir sin dificultada el camino.

En algun tramo se sale a una pista que hay que seguir unas decenas de metros

La primera parte de la senda no tiene excesiva pendiente y la ascensión es progresiva.

Pasamos por al lado de esta corraliza, este era paso de una colada el nombre del corral no he conseguido averiguarlo, si alguien del Tormo lo reconoce, espero su colaboración.

Llegamos a un claro donde se cultivan olivos, al SO, el Campero dibuja su perfil en el horizonte.

La senda ahora atraviesa una zona de pinar clareado, estamos cerca de la última parte de la ascensión.

Peñalba y sus peñascos destacan al otro lado del Valle del Mijares.

Al SE, las montañas de Torrechiva, y más al este (izq) se recorta la cima de la Peña Saganta

Llegamos a la pista forestal que bordea la Mela en su parte alta, para seguir hacia Ludiente o Torrechiva, giraríamos hacia el este, pero tomamos dirección Oeste para buscar la senda que sube directamente a la cima de la Muela.

Antonio y Laura, padre e hija, tío y prima de un servidor iniciando la senda que con una considerable pendiente da acceso a la cumbre.

Hemos ganado altura y esto siempre es sinónimo de buenas vistas, en la imagen , Torrechiva

Antonio y Jose  muy cerca de la cima

Última y empinada parte de la ascensión


Laura a punto de coronar la mole caliza

Estupendas panorámicas se abren ante nuestros ojos
Cirat en el Valle del Mijares, siempre escoltado por el Campero 915 m.



Marca de la Cima de la Muela, a pesar de no tener ningún vértice geodésico, vale la pena su ascensión.

Penyagolosa sobresale al Norte entre algunas nubes bajas.

La Ermita de Santa Rosa en la Benachera


De nuevo Laura y Antonio

Miembros del grupo asomándose a la Muela en su cara Sur Oeste

El grupo relajándose unos minutos, contemplando el grandioso paisaje del Valle del Mijares.

El Tormo en primer plano, y Cirat al fondo, podemos observar a vista de pajaro lo que llevamos realizado de nuestra ruta.

Manolo desde una grieta en la Caliza, comentar que me entretuve investigando la vegetación de las grietas calizas por si aparecía alguna sorpresa, ya que nos han comentado la presencia de Boj en las mismas, pero supongo que se encontrara e cara Note de la Muela, en la umbría de la misma.

Los 8 magníficos

Foto familiar, con Cirat al fondo

Alberto, observando el Valle del Mijares, destaca Torrechiva a la izquierda

Torrechiva y el estrecho que conforma el Mijares entre esta población y Toga.


III De la Muela al Pozo Negro del Barranco de Santa Ana:

Cuando nos cansamos de contemplar el horizonte desde tan fabulosos mirador, re-emprendemos nuestro camino hacia Ludiente, nos toca deshacer un tramo de lo andado y coger la pista hacia Torrechiva, para desviarnos por una senda que desciende sin parón al Barranco de Santa Ana, hay que llevar cuidado aquí de no coger el camino equivocado, pues hay pista hacia Torrechiva, hacia la parte Norte de la Muela y senda hacia Peñas Altas.

La senda que cogemos, se trata de un camino de herradura precioso que recorre un bosque mediterráneo maduro y bien estructurado, con aparición de carrascas, serbales, rebollos, etc.

Tomando la senda de descenso hacia el Barranco de Santa Ana

Quercus faginea, roure valencià, reboll

Parada del grupo para admirar la frondosidad del bosque mediterraneo en esta umbría.

El camino sinuoso va aproximándose al valle del Santa Ana.

Las lianas y trepadoras tapizan los troncos de los altos pinos, como ya habíamos observado en el Barranco de Aguas Malas entre El Tormo y Cirat, comentar que por unos momentos estamos en término de Torrechiva.

Nueva muestra de lo frondoso del camino.

Salimos a una pista que une Ludiente con el Pozo Negro, la cogemos a izquierdas para acceder al Pozo que lo tenemos a tiro de piedra, a la entrada encontramos este simpático y apropiado cartel

Y de repente esta magnífica poza de agua natural, como pasa en Fuentes de Ayodar  o Cirat, con sus Pozos negros, Ludiente no se queda atrás en belleza, otra joya que debemos proteger de nosotros mismos

La fauna del lugar nos recibe a regañadientes, no es de extrañar, con lo tranquilos que están sin nosotros.

El baño no se hizo de rogar mucho....

Que bien sientan estas frescas aguas de montaña.

Un salto no muy ortodoxo para el recuerdo

En la parte Sur de la Poza, hay una cavidad, desde donde se obtiene esta preciosa perspectiva.

IV Del Pozo Negro a Ludiente

Tras el refrescante baño en el Pozo Negro proseguimos camino hacia Ludiente, unos 35 min de pista de tierra que vadea el arranco en algunas ocasiones, y que realizamos de forma relajada, antes de entrar a Ludiente, recuerdo haber leído de sus magnificas pozas en el Río Villahermosa, así que realizamos una parada antes de entrar al casco urbano, para catar unas aguas, que a la par que cristalinas, resultaron gélidas, muy muy gélidas.


Manolo se prepara para reanudar la marcha.

El grupo enfila el ultimo tramo hacia Ludiente

Vadeando el cauce del Barranco o Rambla Santa Ana.

Ludiente aparece en el horizonte, llevamos algo más de 14 km desde que salimos de Cirat.

Llegamos a las hermosas y cristalinas aguas del R. Villahermosa.

Solo Antonio, Laura y un servidor catamos sus aguas, que te quitan cualquier atisbo de sofoco iso-facto.

Conversando en la Ribera del Rio Villahermosa, a los pies de Ludiente.

Entramos en el pueblo de Ludiente y buscamos el Bar donde habíamos reservado un almuerzo-comida, la fisionomía de Ludiente es atractiva y con aires moriscos.

Ponemos broche de oro a una estupenda jornada con una buena comida



Enlace a Wikilock, Mapa y perfil de la Ruta:

La Ruta en Wikilock








FIN
P.d: Esta estupenda Ruta quiero dedicársela a mis padres, pues  tuvieron un final de vacaciones un tanto accidentado y sin ellos, yo nunca me hubiera enamorado de la Montaña.